Hotel rural Alicante

Cómo disfrutar de un fin de semana diferente en el interior de Alicante

Cuando la gente habla de Alicante, a todo el mundo se le viene la cabeza la playa: lugares como Benidorm o Altea son sinónimo de esta provincia. Pero no tiene por qué ser así, el interior de la provincia ofrece un amplio abanico de opciones para descubrir; naturaleza, vistas y pueblos con encanto forman parte de este paisaje único.

Grandes lugares para disfrutar de la naturaleza

Durante tu estancia en el interior de Alicante puedes realizar diversas actividades para descubrir sus parajes naturales. El senderismo, la bicicleta o el paseo a caballo son formas para descubrir este paisaje montañoso.

Uno de los primeros puntos para disfrutar del paisaje es el parque natural de Font Roja, cuenta con un gran número de rutas de senderismo para perderse entre encinas y hayas y disfrutar de la fauna de la zona. Entre sus atractivos podrás descubrir el santuario que esconde.

Otro de los puntos de interés es el Barranco del Infierno. Esta garganta natural conformada por la erosión del río permite realizar una ruta donde se sube unas cuatro veces a través de escaleras naturales y pendientes. Es exigente pero merece la pena por las impresionantes vistas que se pueden descubrir.

Las Fuentes de Algar, una palabra de origen árabe que se traduce por cueva, cuentan con una ruta única de un kilómetro y medio siguiendo el río. A lo largo de la misma se descubren cascadas, fuentes, canales y acequias con historias de mil años en ellas.

La sierra de Aitana es el enclave montañoso por excelencia de la provincia. Una bonita ruta que parte desde el pueblo de Guadalest te ayudará a descubrirla. Si eres un poco más aventurero podrás atravesar literalmente la sierra de Beira usando para ello su forat.

El parque natural de la sierra de la Mariola cuenta también con un gran número de rutas. Cerca de ella se esconden diversos hoteles rurales en los que disfrutar de tu estancia en el interior de Alicante, uno de ellos es el www.masfontanelles.com.

Pueblos con un encanto único

Pero no solo de la naturaleza vive el interior de Alicante, también cuenta con pueblos cargados de encanto y tradiciones. En ellos se puede descubrir las diferentes culturas que han pasado por esta zona.

Alcoy es un gran ejemplo de ello, rodeado de montañas se le conoce como la ciudad de los puentes. En ella se celebra la conocida fiesta de Moros y Cristianos. Cuenta con una amplia representación de la arquitectura medial entre la que destaca el castillo de Barchell.

El valle de Gallinera cuenta con una denominación de origen propia de cerezas. En él se puede admirar los cerezos en flor y descubrir los pueblos de influencia árabe que se esconden en él. Benimarfull, Benillova, Benilup o Benimassot son algunos de ellos.

Un fin de semana de contacto con el medio ambiente

A través de diferentes actividades puedes descubrir el interior de Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *