modelo 232

Paraísos fiscales y operaciones vinculadas

A mediados de 2016, la Agencia Tributaria informaba a los contribuyentes sobre una modificación en la declaración de la renta que se hiciera en el próximo ejercicio, consistente en cambiar el modelo informativo para todos aquellos que operaran en paraísos fiscales y tuvieran operaciones vinculadas.

Tradicionalmente, esta información se saldaba en la declaración del Impuesto de Sociedades a través del modelo 200 pero, a partir de entonces, ya debes utilizar el modelo 232 si estás en una de las dos circunstancias mencionadas. Esto, en la práctica, significa que hay más supuestos que declarar a Hacienda y que será un poco más complicado elaborar la declaración de la renta.

La forma de presentar el modelo 232 será exclusivamente online, nunca presencial, y será obligatorio para las operaciones gravadas que hayas realizado a partir del 1 de enero de 2016. Si comenzaron justo en esa fecha, el plazo para presentarlo es entre el 1 y el 31 de mayo de 2018. Pero si estas operaciones comenzaron en algún momento de 2016, el plazo se retrasa entre el 1 y el 30 de noviembre del año siguiente a la finalización del periodo impositivo (que no puede exceder de los 12 meses).

Excepciones

La ley contempla una serie de excepciones para las empresas en el caso de las obligaciones de documentación para las operaciones vinculadas. Mira a ver si estás en algunos de estos supuestos:

1 – Si tu negocio en el periodo impositivo fue por un importe inferior a los 10 millones de euros y la cantidad total de las operaciones vinculadas no superase los 100 000 euros del valor de mercado.

Sin embargo, si realizaste las operaciones con entidades o personas vinculadas a algún territorio o paraíso fiscal, no te quedará más remedio que presentar esta documentación. Existe una excepción en este caso y es que acredites que las operaciones tienen una motivación económica y que resides en la Unión Europea.

2 – Si las operaciones vinculadas que has hecho fueron con la misma persona o entidad, durante el periodo impositivo, siempre que el importe no sea mayor de 250 000 euros. Esto es independiente del carácter nacional o internacional de las operaciones, así como del tamaño de la empresa.

3 – Por último, en los siguientes supuestos tampoco tienes que rellenar el modelo 232:

– Operaciones de adquisición de valores dentro de una oferta pública.

– Las realizadas por el mismo grupo que tributen por el régimen de consolidación fiscal.

– Las uniones temporales de empresas y las agrupaciones con el mismo interés económico.

– Las operaciones de las entidades crediticias que operan a través de un sistema de protección con el beneplácito del Banco de España.

Sanciones

Aconsejamos que tengas cuidado a la hora de poner los datos en el modelo, ya que la Agencia Tributaria podría multarte si encontrase datos falsos o información incompleta o inexacta, del mismo modo que si teniendo la obligación de informar, no lo haces. También será motivo de sanción si el valor normal del mercado establecido en el Impuesto de la Renta, el de Sociedades y el de los no residentes no coincide con el establecido en tu documentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *