Consejos para ahorrar en la factura de la luz

En los últimos años, la subida en la factura de la luz ha sido un tema preocupante, sobre todo porque han sido continúas estas subidas e inexistentes las bajadas, con lo cual tenemos que estudiar nosotros mismos cómo podemos reducir el consumo.

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz tras tantas subidas en el coste de la energía eléctrica?

1. Siempre se ha recomendado apagar completamente todos los aparatos y electrodomésticos que se quedan en “stand by” o en “modo espera”, pero sin embargo, los aparatos enchufados a la corriente, incluso cualquier cable que no esté conectado a ningún dispositivo, siguen consumiendo, tenga o no tenga “stand by”.

2. Bajar la potencia contratada, puesto que las últimas subidas en los precios se centraban en el aumento en las partes fijas de la factura. Según los datos de IDEA, en consumo medio de una vivienda al año es de 3.5 KWh. El consejo es que se haga un estudio de la potencia que se necesita (ya que que bajarla implica un coste alrededor de diez euros) y valorar si le interesa bajarla. Tenga en cuenta que puede darse el caso que posea demasiados elementos conectados y salten los plomos.

3. Sustituir las luminarias o lámparas incandescentes por bombillas de tecnología led. En el mercado ya es posible encontrar luminarias con tecnología led que superan los 100 lúmenes por cada vatio de potencia, pero incluso las más antiguas que no alcanzan esta cifra tan alta, resultan mucho más eficientes que las bombillas usuales de bajo consumo y de las incandescentes, indudablemente. Las leds actuales pueden ser un poco más caras, pero son más eficientes y proporcionan más luz, y por lo tanto serán más rentables. Además podemos elegir entre un gran abanico de posibilidades tanto formales como productivas, incluso elegirlas regulables, como por ejemplo las disponibles en Nersolar, donde se pueden elegir según las características que se necesiten y la habitación o el lugar donde se vayan a utilizar. Además, existen otros tipos de luminarias como plafones, tiras de led, etc. Actualmente en varias ciudades ya se está cambiando las farolas por lámparas de bajo consumo.

4. La contratación de una tarifa con discriminación horaria. El precio de la luz es menor en determinadas horas llamadas “horas valle” – en verano de 23h a 13h y en invierno de 22h a 12 h-. Hacer uso de los electrodomésticos durante el “periodo valle o nocturno” puede bajar la factura hasta un 40%, pero en el resto del horario, el consumo eléctrico será un 20% más alto, según los datos de la Organización de Consumidores y Usuarios.

5. Comprar electrodomésticos eficientes. Del consumo eléctrico total, el de los electrodomésticos representa entre el 20% y el 60%. Estos se clasifican en siete clases de eficiencias, con un código de colores y letras: desde el verde y la letra A los que tienen más eficiencia, hasta el rojo y la letra G para los aparatos menos eficientes.

Solo nos queda recomendarle que estudie bien su factura y decida cómo y dónde puede reducir el consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *